La inevitable ciencia de los bichos raros

Eduardo Angulo

la-inevitable-ciencia-de-los-bichos-raros-4

En la crisis actual, la mayor parte de los recortes en fondos públicos para la ciencia ha afectado a la investigación básica, esa ciencia que muchos de los que no son científicos y que, además, tienen responsabilidades en la política o en la economía, consideran inútil y sin objetivos socioeconómicos, en fin, un derroche sin sentido. Patricia Brennan y sus colegas, de la Universidad de Massachusetts en Amherst, nos cuentan como hay quien califica, literalmente, de basura algunos de los proyectos de investigación con financiación gubernamental. Como ejemplo mencionan el estudio del pene de los patos, de los camarones corriendo en una cinta, de las ardillas robóticas o del sexo de los caracoles. En fin, son estudios típicos de organismos con morfologías no muy populares y conductas inverosímiles que no parecen tener una aplicación fácil para la mencionada innovación, esencial en nuestra cultura industrial. Son los bichos raros…

Ver la entrada original 1.952 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s